casaverano

Cómo mantener la casa fresca en verano

 

  • Una de las primeras cosas que deberemos hacer para mantener la casa fresca será cerrar cortinas y persianas, especialmente durante las horas de mayor insolación y cuando el sol incida de forma directa en ventanas y puertas. Asimismo, se recomienda que las cortinas sean de color claro para evitar que concentren la radiación solar.

  • Los toldos también pueden ayudarte en la tarea de impedir que entre el calor en casa. Existen numerosos tipos de toldos en función del sistema de anclaje, cómo se extiende, el tipo de material… Siempre deberemos elegir el toldo que más se adapte a nuestras necesidades en función del lugar donde vamos a instalarlo, las dimensiones necesarias, las condiciones climatológicas a las que va a ser expuesto, etc. Para ello puedes consultar nuestro artículo cuáles son los tipos de toldo.

  • Por la noche, que es cuando tiende a refrescar más, deberás abrir puertas y ventanas para ventilar tu hogar e intentar que corra el aire; para ello, abre ventanas opuestas para tratar así de que haya corriente y te resulte más fácil conciliar el sueño.

  • Puedes utilizar ventiladores y aires acondicionados para combatir así las altas temperaturas. En el primer caso, (cuyo consumo es mucho menor), te recomendamos los de techo ya que el aire caliente sube y el frío baja. Si por lo contrario vas a usar el aire acondicionado, deberás hacer un uso racional y encenderlo tan solo cuando sea realmente necesario y regulando la temperatura entre 24 y 26ºC. También es importante llevar a cabo un correcto mantenimiento del aire acondicionado, por ejemplo limpiando los filtros.

  • Por otro lado, cabe destacar que los electrodomésticos y demás aparatos electrónicos son una fuente de calor por sí mismos, por lo que deberás desconectar todo aquello que no estés utilizando. Así como también se recomienda no cocinar ni lavar ropa durante las horas de más calor, ya que generaremos máshumedad en el ambiente y, por lo tanto, aumentará la sensación de calor.

  • De la misma forma, también puede ayudarnos a mantener la casa fresca el hecho de regar el balcón o terraza si vives en un piso, o el porche o entrada de tu casa. Y es que una buena parte del calor proviene del suelo, de forma que podrás tratar de reducir la temperatura para reducir la sensación de calor. Aun así, cabe destacar que será necesario hacer un uso racional del agua, ya que es un bien escaso, y no tomarlo como un hábito constante.

  • Cabe destacar que en las épocas calurosas del año no solo deberemos tomar medidas en casa, sino también en la calle y especialmente si formamos parte de un grupo de riesgo (personas mayores, niños, personas que realizan trabajos físicos, enfermos y ciudadanos que toman muchos medicamentos). En este artículo de unComo te ofrecemos algunos consejos sobre cómo combatir el calor y prevenir así problemas de salud.


Fuente: Uncomo

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>